Los favorables al Brexit no han pedido perdón a las víctimas.

Los medios de comunicación españoles, en un acto de responsabilidad crítica, en favor de la democracia y de Europa (ecosistema en el que conviven los Pequeños Ponis con los Osos Amorosos), han hecho piña para demonizar al Brexit, tal y como la gente decente y de bien ha de hacer.

Consecuencia del arraigado complejo del “qué dirán”, son muy pocas las voces que han respetado la decisión que ha tomado el pueblo británico, sin previamente devaluarla. Parece ser que, aunque pueda haber razones de peso que hagan dudar de la deriva de el acuerdo económico llamado “Unión Europea”, todos los analistas continentales están de acuerdo en que los que votaron “Sí” al Brexit es porque eran racistas; esos analistas, a los que la salida de la EU les ha pillado por sorpresa, conocen las motivaciones particulares de cada votante británico, y saben, sin lugar a dudas, que las motivaciones del “Exit” han sido mezquinas: no motivos razonables, sino tan solo los mezquinos. Tal vez, en su empeño de solo mostrar a los televidentes y/o lectores continentales las opiniones “moderadas” y razonables de los favorables a la permanencia, y dar una sesgada y friki imagen de los partidarios de la salida, los medios se creyeron su propia mentira. Tras conocer el resultado de las votaciones, tristemente, en un acto de “¡Patapum pa’rriba!”, en vez de aceptar la derrota, la prensa española ha decidido continuar su campaña de descrédito y presentarnos al votante medio ingles como un suerte de red-neck racista y profundamente inculto. Lo peor de todo es que hasta los escépticos con el EU de la Eurozona se lo han creído, y antes de opinar sienten la necesidad han de pedir perdón, como una suerte de pecado original por no compartir el pensamiento mayoritario… Algo muy católico; muy español; muy vasco. El Reino Unido ha salido de la EU, pero el excepticismo respecto a la EU a recibido un terrible mazazo al convencernos que estar contra esa institución es moralmente reprobable.

Pero los red-neck pueblerinos no son los británicos; somos nosotros: los que pensamos que un referéndum solo puede hacerse si se sabe que se va a ganar seguro, los que pensamos que hay ciertas cosas que no se pueden preguntar a la gente, los que creemos que Europa y Unión Europea (la institución) son la misma cosa, los escépticos que hoy nos sentimos sucios y vamos pidiendo perdón por pensar libremente lo que pensemos. El pensamiento único impera en el continente y nos la han colado: Aquél que no esté con el pensamiento único es alguien “deleznable”. Ese ente abstracto (la EU), cuyo mayor interés son los índices macroeconómicos, que va restando soberanía a los estados y a su gente, que amenaza con sanciones a los gobiernos que no sigan sus dictados, que ve con malos ojos que cada país quiera tener un nivel de compromiso diferente… ha decidido que los británicos se salen de la EU por racismo, y la prensa de izquierdas, derechas y centro radical ha difundido ese mensaje en bloque, a pies juntillas tal y como se lo han dictado. Así de triste.

Bueno, me despido dejándoos un vídeo de “Haken”, una banda Londinense alucinante (supongo que estarían en contra del Brexit, pero eso no les hace peores ni mejores) que hoy (2016/06/25) es tan buena como antes de ayer (2016/06/23, antes de conocerse la voluntad de los británicos de salirse de la EU). Haken: “1985” (perteneciente al album “Affinity”, 2016).

-Félix Vinagre-
(2016/06/25)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s